21 abril 2008

Las Fuerzas Armadas: Una salida laboral muy apetecible para los jóvenes y una breve reflexión del administrador

En tiempos donde la escasez de puestos de trabajo es más que evidente, hay sitios en donde todavía hay una oportunidad para buscarse el pan, y no es otra que la Fuerzas Armadas. Pincha en la foto si quieres más información, y si te motiva ayudar a tu Patria seguro que has dado con el lugar adecuado.

Actualización del Administrador

Desde fuera pienso que no es un trabajo cualquiera, debes llevar algo dentro y un valor que haga que dés ese paso. Yo particularmente, aproveché que el gobierno del PP hiciera que no fuese obligatorio el hacer la mili, para optar por la objeción de conciencia, con mucho orgullo realizada durante 9 meses en la antigua cárcel de La Coruña. Me faltó el valor para no ir a la mili, pero nunca me sobrarán los motivos para venerar a nuestra Policía,Guardia Civil y el resto de las Fuerzas Armadas.

Desde aquí, aprovecho para enviarle un fuerte abrazo a todos los funcionarios de prisiones que conocí en aquella época de octubre de 1996 hasta mediados del 1997, durante la cual la banda asesina ETA se acercaba a su fin, pero mantenía enterrado en vida a D.José Antonio Ortega Lara. Cuando salía de cumplir mi deber como objetor y coincidia salir a la misma hora que un funcionario, no es la primera vez que me pasaba por la cabeza que podia ser testigo presencial de cualquier barbaridad, pues los funcionarios de prisiones eran el principal punto de mira.

¡Todavía me acuerdo de los 5 minutos de silencio que guardábamos todos los miércoles a la entrada de la prisión por su liberación!

Y cómo no me voy a acordar de Miguel Angel Blanco, y de aquella manifestación, horas después del vil asesinato, que junto a media docena de amigos más organizamos en escasas horas, conseguimos llenar la ciudad desde María Pita, la Marina, Paseo Marítimo para terminar en la prisión con miles de personas. Aún recuerdo cuando en el antiguo Gobierno Civil nos tomaron nota del DNI como responsables de aquella manifestación, y nos dieron las gracias "emocionadas" recordándonos que nuestra única fuerza era la de la democracia y que no iban a poder con el pueblo.

Al llegar los miles de personas y rodear prácticamente la totalidad del entorno de la prisión, dos pistoleros etarras que allí cumplían condena, durante esa noche y unas semanas tuvieron que ser apartados para que no fueran linchados por los propios internos. Fueron días muy especiales para un servidor y mis amigos y me siento muy orgulloso. Siempre recordaré el pequeño tentempié que saboreé el último día que pasé con mis compañeros y amigos funcionarios.(Aún tengo la figurita que me regalaron con una pareja en moto, ya que soy muy aficionado a las dos ruedas).Porque con eso fue con lo que me quedé, con la amistad y la sensación del deber cumplido. Creo que fue a partir de ese momento, cuando de una manera u otra empecé a involucrarme dentro de la vida social y política de mi ciudad.

¡Sólo tengo palabras de agradecimiento y valentía para todos aquellos funcionarios!

¡Gracias al Gobierno Civil por la autorización y ayuda para que el acto transcurriera sin ningún tipo de incidente!

¡Gracias a todos los coruñeses que se unieron en aquel acto de repudia por un vil asesinato de un joven, lleno de vida minutos antes, y arrebatada por la espalda sin derecho a defenderse!

¡Gracias a las personas que desinteresadamente trajeron cientos de velas aquel día a la plaza de María Pita y luego se colocaron en las barandillas de la prisión!

¡Gracias a toda La Coruña!


Desde mi humilde barrio, un saludo a D.Carmelo Vilches Perelló, Excmo.Director de la Prisión Provincial de A Coruña, a D.Joaquín Cárceles Pastor, Subdirector y a su mujer Pilar, a Enrique de Régimen, a Pili y a Sindo, con el que ya he salido a dar unas rutas en dos ruedas, y a todos los amigos que allí hice en aquella época, y de los que su nombre me he olvidado. Hoy muchos de ellos están en el nuevo penal de Teixeiro. Sólo quiero decir que no tuvimos que rogar para que se nos dejara terminar la manifestación delante de la Prisión. Deseo volver a contactar con ellos algún día, aunque en circunstancias distintas a las de su trabajo. Fdo: Aníbal Rodríguez.

No hay comentarios: