31 enero 2011

Los privilegios de ser chabolista en Penamoa

Foto: Fustes

Noticia: ABC

Es la triste historia de Paco, un vecino que en breve lo desalojarán de la que fue su hogar y el de su familia desde principios del siglo pasado, y a la que las autoridades municipales tienen en el mayor de los olvidos. Sinceramente, tiene la mala suerte de no estar censado en una chabola en Penamoa.

Fíjense en la bondad de este hombre, que no quiere quitarles ni ese derecho a los narcos de Penamoa. ¡Qué injusta es la vida!

«Me hago un chabolo y me pongo a vender droga, a ver si entonces me dan una vivienda como a los del campamento gitano de Penamoa. Es así de triste, claro que no lo voy a hacer», matiza. No está en contra de esta medida, pero simplemente no comprende por qué a su familia no le ofrecen un lugar en el que habitar. «Se basan en que estoy en precario», pero los de Penamoa, afectados por la construcción de la Tercera Ronda, «también lo estarán. No creo que tengan papeles de las chabolas. ¿Qué diferencia hay entre unos y otros?», interpela.

Ayudemos a Paco, uniéndonos en este grupo de facebook de reciente creación.

No hay comentarios: